"Donde hay enfermedad, por algo es.
Donde hay conflicto, algo ocurrió.
Donde hay carencia, algo faltó."
(García Badaraco)

Inaugurado en 1.996 como un Hospital de Día, Mensalud , ha sido concebido como un centro abierto, dedicado al trabajo con pacientes psiquiátricos que por sus características clínicas,  presentan importantes dificultades en su vida personal  y en su integración social .

Tras una amplia experiencia en el trabajo con  tratamiento convencional en hospitales, nos surgió la necesidad de crear un programa de atención en el centro de la ciudad. 

En nuestro modelo se conserva en gran parte el parecido a la vida cotidiana, con el elemento fundamental de hacer participar a la familia, integrándola en el proceso de recuperación del paciente.

La necesidad de los medicamentos para aliviar los síntomas y conseguir la estabilidad, es imprescindible, pero creemos que son necesarios medios complementarios para abordar el problema humano que la enfermedad mental  plantea: la reorganización de la vida del sujeto enfermo en su totalidad, en un lugar sometido a las mismas leyes que el resto y con los mismos derechos.

Se trata de crear un proceso terapéutico personalizado que lleve a medio y largo plazo al paciente a conseguir la suficiente estabilización psíquica que le permita su autonomía progresiva y la articulación con la vida social.

Que aprenda de la experiencia que implica estar  en un contexto social, con una vida cotidiana organizada y a través de ella y con la ayuda del equipo terapéutico pueda aprender a conocerse e ir cambiando su modo de relacionarse consigo mismo, con los demás, con el mundo y obtenga cierta satisfacción de su vida personal y social.

Con el objetivo de ayudar a estos pacientes a:

  • Disminuir la duración de sus internamientos
  • Facilitar su transición desde los regímenes de internamiento a su vida cotidiana
  • Romper el círculo de las posibles reinternaciones y
  • Borrar el estigma.

En síntesis, ser un ciudadano más.

"La enfermedad fue sin lugar a dudas la causa final de toda urgencia por crear. Al crear yo me puedo mejorar, creando me pongo sano" (Heine )
"Un intenso egoísmo protege contra la enfermedad; pero, al fin y al cabo, hemos de comenzar a amar para no enfermar y enfermamos cuando una frustración nos impide amar ."( Freud )

Para conseguir este objetivo  además del tratamiento psicofarmacológico creemos básico el acompañamiento terapéutico en un marco comunitario.  Lo que implica la necesidad de :

 

  • Equipo multidisciplinar: psiquiatras, psicólogos, terapeutas ocupacionales, educadores sociales y ATS.
  • Continuidad en la atención : los 7 días de la semana y disponibilidad telefónica de apoyo las 24 horas a través del equipo de profesionales.
  • Atención a la familia : Reuniones con la familia en función del momento evolutivo del proceso terapéutico, siempre teniendo en cuenta al paciente y respetando la confidencialidad del mismo
  • Grupo de familiares una vez al mes.
  • Comunicación con el profesional de referencia , entendemos que a su llegada generalmente tienen ya su psiquiatra y /o psicólogo con el que han establecido un vínculo de confianza, muy importante de mantener y con el que ha de trabajarse en común.